Cuaderno de Recetas ladespensarural. Recetas con mermelada de limón (II): Tarta fría de limón con mermelada.

 

Seguimos con nuestra muestra de recetas con mermelada de limón. En este caso una tarta bien fría para combatir el calor, a la que damos un toque especial con la mermelada.

Esperamos que la disfrutéis mucho: como postre o en una rica y especial merienda. Cualquier momento es bueno. Y lo que es genial… se prepara rápido y fácil, sin necesidad de horno.

 

TARTA FRÍA DE LIMÓN CON MERMELADA.

 

Tiempo de preparación:  20 min  aprox + 6/7 horas de reposo en nevera.

Dificultad:  BAJA

 

INGREDIENTES DE LA TARTA FRÍA DE LIMÓN CON MERMELADA (para 8-10 personas):

-1 paquete de galletas (tipo galletas maría o digestive).

-100-150 grs de mantequilla.

-500 ml de nata líquida (mejor del tipo para montar).

-250 grs de queso crema (tipo Philadelphia).

-3 sobres de gelatina de limón.

-150 ml de leche.

-200 ml de agua.

-100 grs de azúcar.

-Mermelada de limón.

 

ELABORACIÓN DE LA TARTA FRÍA DE LIMÓN CON MERMELADA.

 

En primer lugar, se trituran bien las galletas en un bol, hasta que queden en pedazos muy pequeños, casi molidas. Por otro lado, derretir la mantequilla lentamente. Mezclar bien las dos cosas.

 

La pasta resultante se coloca en la base del molde que vamos a utilizar para preparar la tarta, preferiblemente desmoldable. Cubrimos bien la base con la pasta hasta crear una capa fina. En este momento, untamos generosamente la base de galleta con mermelada de limón.  Reservamos el molde con la pasta en el frigorífico.

 

 

En un cazo calentamos 200 ml de agua y añadimos 2 sobres de gelatina de limón. Disolvemos bien la gelatina y dejamos enfriar hasta que esté templada o casi fría.

Mientras se enfría la gelatina,  mezclamos en un recipiente el queso crema, el azúcar , la nata y la leche. Con un batidor de barillas mezclamos bien hasta que quede una masa uniforme.

A continuación unimos bien y con cuidado esta mezcla con el líquido de la gelatina ya templada, hasta que resulte todo bien integrado.

Sacamos del frigorífico el molde con la base de galleta, y vertemos en él la mezcla final.

Volvemos a guardar en el frigorífico 2-3 horas.

 

Pasado este tiempo, preparamos más gelatina de limón con el último sobre. En este caso seguiremos las instrucciones del fabricante.

Cuando esté casi frío este preparado, y haya pasado la tarta unas 2-3 horas en el frigorífico, verteremos una parte con cuidado para crear una bonita y dulce capa de gelatina por encima de la tarta.

Volvemos a meter la tarta en el frigorífico unas 5-6 horas. Con este tiempo es suficiente, aunque es más conveniente prepararla el día anterior a servirla. De esta manera, nos aseguraremos que ha solidificado lo suficiente.

Desmoldar con cuidado antes de servir. El aspecto de esta tarta resulta muy atractivo, en tres capas con un bonito brillo limón. Adornar con menta, hierbabuena o unas frambuesas, al gusto.

 

Una mermelada de limón casera seguro que os queda fantástica, pero si no tenéis tiempo o ganas de prepararla, puedes pedir la que siempre utilizamos nosotros en nuestra tienda goumet online:  la Mermelada de Limón de Les Marietes, que como todas las delicatessen que os ofrecemos, se trata de un producto natural y artesanal, de extraordinaria calidad.

 




Cuaderno de Recetas ladespensarural. Recetas con mermelada de limón (I): Ensalada de bonito con mermelada de limón

 

Aunque nos gusta en cualquier época del año, la mermelada de limón es de esos productos que disfrutamos todavía más en verano, porque resulta especialmente refrescante con cualquier tipo de platos, sean dulces o salados.

En ésta y en las próximas recetas os presentaremos distintas posibilidades para paladear esta fantástica mermelada.

Comenzamos con la más sencilla y rápida, pero no por eso menos fantástica, para estos días de tanto calor: ensalada de bonito con mermelada de limón.

 

ENSALADA DE BONITO CON MERMELADA DE LIMÓN

 

Tiempo de preparación:  10 min  aprox

Dificultad:  MUY BAJA

 

INGREDIENTES DE LA ENSALADA DE BONITO CON MERMELADA DE LIMÓN (para 4 personas):

 

-150-200 grs de brotes variados (canónigos, rúcula, espinacas baby, lechuga batavia…)

-150-200 grs de queso fresco (tipo Burgos)

ensalada de bonito con mermelada limón

-12-16 tomates tipo Cherry

-1 puñadito de nueces peladas

-Bonito del Norte en aceite de oliva virgen

-Mermelada de limón

-Aceite de oliva virgen extra

-Vinagre balsámico de Módena

-Sal

 

ELABORACIÓN DE LA ENSALADA DE BONITO CON MERMELADA DE LIMÓN

 

Lavar bien los brotes, escurrir y secar. Actualmente existe en el mercado una gran variedad de sobres de brotes para ensalada ya preparados y de buena calidad, resultando una opción más cómoda que comprarlos y prepararlos por separado.

Colocarlos en una ensaladera grande. Añadir los tomates cherry cortados por mitad, el queso fresco cortado en dados medianos. Agregar el bonito en aceite en cantidad generosa, al gusto de los comensales. Finalmente, colocar por encima las nueces peladas, también en cantidad adecuada al gusto de cada uno.

ensalada bonito con mermelada de limón

En un cuenco pequeño preparar la vinagreta: mezclar bien 4 a 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas de vinagre de Módena y unas 3 cucharadas de mermelada de limón. Añadir sal y mezclar todo muy bien.

Tener en cuenta que para la vinagreta las cantidades son orientativos. Cada uno, al elaborarla, debe ir probando y acomodándola al propio gusto. Aquí no hay recetas exactas, claro.

Finalmente, unos minutos antes de servir la ensalada, rociarla bien con la vinagreta y mezclar hasta que toda quede bien aderezada.

 

Y ya veis que no os hemos mentido: receta fácil y rápida, pero a la vez con un sabor tan original por la mermelada de limón, que quedarán todos encantados.

Probadla y nos contáis. Y como siempre, podéis mandarnos nuestras opiniones y críticas. Estaremos encantados de recibirlas y publicarlas si os apetece.

 

Mermelada limón Artesanal Les Marietes

 

Una vez más os mostramos los productos de nuestra tienda gourmet online que hemos utilizado para esta receta. Pero ya sabéis que son sustituibles por productos semejantes que tengáis en la despensa de casa.

En este caso hemos utilizado la Mermelada de Limón artesanal de Les Marietes, el Aceite de oliva virgen extra de Molins de Paixerell (variedad Alfafara) y la Ventresca de Bonito de Arronte. Los encontrarás fantásticos no… lo siguiente.




Cuaderno de Recetas ladespensarural: Pasta del mar y albahaca

 

Seguimos en la línea de mostraros recetas para el verano, frías o templadas. La pasta del mar y albahaca solemos servirla templada, pero está igualmente increíble bien fría. Resulta refrescante además, por su sutil aroma y sabor a albahaca.

pasta del mar y albahaca

 

A ver qué os parece. En nuestra casa es un clásico veraniego. Además, por sus ingredientes, resulta una receta bastante ligera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PASTA DEL MAR Y ALBAHACA

Tiempo de preparación:  30 min  aprox

Dificultad: BAJA

 

INGREDIENTES DE LA PASTA DEL MAR Y ALBAHACA (para 4 personas):

-300 grs de pasta (en este caso hemos utilizado plumas rayadas en tres colores), pero admite cualquier tipo de pasta que os guste. Y mejor aún si es pasta fresca.

-100 grs de almejas al natural grandecitas (en este caso hemos utilizado almejas al natural en conserva.Son fantásticas y nos ahorran mucho tiempo de preparación. Pero podeis comprarlas frescas, abrirlas al vapor y sacar el contenido).

pasta del mar y albahaca

-100 grs de mejillones al natural medianos. (Aquí igual que con las almejas. Fantásticos en conserva).

-4 ó 5 tomates de pera maduritos.

-Queso manchego curado (también se puede usar parmesano o grana padano, que dan muy buen resultado; pero nosotros preferimos usar los productos de la tierra).

-Aceite de ajo y guindilla (comprarlo ya preparado o elaborarlo vosotros unos días antes).

aceite oliva eológico 250 ajo y guindilla Agrisanzqueso manchego D.O

-Almendra laminada.

-Albahaca fresca (aquí muy importante que sea efectivamente fresca).

 

ELABORACIÓN DE LA PASTA DEL MAR Y ALBAHACA

Poner la pasta a cocer en abundante agua hirviendo con sal y un chorro de aceite de oliva. Vigilar en este caso los tiempos de cocción que señale el fabricante. Para esta receta es muy importante que la pasta no resulte demasiado cocida, porque resulta mucho más agradable comerla un poco al dente. Cuando esté cocida, escurrir bien y reservar. Si se va a querer comer la receta muy fría, es bueno en este caso refrescar bien la pasta y escurrirla después.

En una sartén pequeña ponemos la almendra laminada y la tostamos sin dejar de moverla (para que no se queme) hasta que coja un tono dorado. Apartamos y reservamos.

Mientras tanto, pelar los tomates y cortar en dados de 1,5 cm aprox. Poner una sartén al fuego con aceite de oliva y pochar los dados de tomate unos 3 minutos. Es importante que sólo lo pochemos un poco, porque no hay que freirlo. Sazonar bien y cuando lo apartemos del fuego, le echamos un buen chorro de aceite aromatizado con ajo y guindilla. Mezclar bien y añadir las almejas y mejillones.

Añadimos la pasta en este momento y lo mezclamos todo.

En el momento de servir, en una fuente grande o individualmente en platos, ponemos encima de la pasta la almendra laminada tostada, unas hojas de albahaca picadas (sed generosos con la albahaca, aunque no tanto como para que se coma el resto de sabores) y el queso manchego curado rayado grueso.

En casa habitualmente nos gusta más, como os decíamos, comer esta receta templada: Pero os aseguramos que bien fría también es fantástica. Además, si un dí la coméis templada y os sobra, podéis comerla al día siguiente bien fría. Estará igual de buena que recién hecha.

Para nuestra receta nosotros hemos utilizado el Aceite ecológico aromatizado con ajo y guindilla de Agrisanz, y el queso manchego curado de El Casero (Piqmar). Si os apetece probarlos, os los servimos rápidamente en casa desde nuestra tienda gourmet online.

Y recordad, si os animáis a probar esta receta, y os apetece, mandadnos vuestras fotos y opiniones. Si nos dais permiso, las publicaremos en Facebook y Twiter.




Cuaderno de Recetas ladespensarural: Ensalada Civera

 

Seguimos con las recetas veraniegas, esas que apetecen cuando el calor aprieta, al volver del trabajo acalorados, o después de un buen baño en la playa o la piscina.

Es cierto que hay muchas recetas de ensaladas frescas, todas buenísimas y apetecibles. Pero con la Ensalada Civera seguro que triunfáis: es fácil y gusta a todos los de la casa, pero al mismo tiempo resulta de un sabor fino y elegante que no os dejará indiferentes.

 

ENSALADA CIVERA

Tiempo de preparación:  1.15 Horas  aprox

Dificultad: BAJA

 

INGREDIENTES DE LA ENSALADA CIVERA (para 8-10 personas)

-1 kg de patatas.

-1,5 kg de zanahorias

-500 grs de gambitas cocidas

-300 grs de palitos de cangrejo (surimi)

-Mayonesa

-2 huevos

-Sal

 

ELABORACIÓN DE LA ENSALADA CIVERA

Poner los huevos a hervir. Cocer bien hasta asegurar que han quedado duros. Retirar y reservar.

La parte más laboriosa de esta receta (laboriosa pero no complicada) es rallar las patatas y las zanahorias bien peladas en juliana. Para ello se puede utilizar un rallador con agujero grueso, simple o de los de molinillo de toda la vida, o una mandolina. Con los de molinillo se consigue el rallado más rápido. Actualmente existen unos ralladores eléctricos estupendos. Pero si no disponéis de ellos, ya sabéis: paciencia y a la vieja usanza.

Cocer por separado la patata y la zanahoria rallada. Apenas 2 ó 3 minutos de cocción será suficiente. Escurrir bien. Tanto la patata como la zanahoria deben quedar cocidas pero un poco al dente, no demasiado blandas, o la ensalada resultará pastosa.

Os recomendamos, sobre todo en la patata, lavarla bien cuando se acabe de cocer, para eliminar todo el almidón  y que la ensalada quede suelta y ligera.

 

Reservar la patata y la zanahoria ralladas y dejar que enfríen.

Cocer las gambitas y reservar.

Los palitos de cangrejo los cortaremos también en tiras finas o juliana, no en tacos.

Cuando la patata, zanahoria y gambas estén frías, mezclar bien con los palitos de cangrejo desmenuzados. Sazonar.

Añadimos una buena cantidad de mayonesa espesita. Mezclar y ligar todo bien.

Colocar la mezcla sobre una bandeja. Adornaremos la ensalada cubriéndola con una capa fina de mayonesa. Rallar por encima los dos huevos cocidos.

También se puede servir la ensalada civera poniendo alrededor de la bandeja montoncitos de zanahoria, gambas y palitos de cangrejo por separado.

Como siempre, os animamos a probar nuestra receta y a que nos escribáis con el resultado y vuestras opiniones. Si os apetece, lo publicaremos en las redes sociales.

¡¡¡Buen provecho!!!




Cuaderno de recetas ladespensarural: Pastel de pescado y gambas

 

Ya está aquí el verano, y el pastel de pescado y gambas, aunque fantástico todo el año, cuando más apetece comerlo es con el calorcito, bien frío y jugoso.

pastel de pescado y gambas

Es un plato que se agradece por todos. Comerlo fresquito con un buen acompañamiento como una ensalada verde resulta un gran placer. Y tiene una ventaja añadida: los pequeños de la casa, que siempre protestan cuando tienen que comer pescado, se lo comen de maravilla de esta manera. No solo no protestan, sino que repiten.

Aunque resulta un poco entretenido prepararlo, no tiene demasiada dificultad, y en tus comidas o cenas de este verano, triunfarás seguro con él.

 

PASTEL DE PESCADO Y GAMBAS.

Tiempo de preparación:  2.30 Horas  aprox

Dificultad: Media

 

INGREDIENTES DEL PASTEL DE PESCADO Y GAMBAS (para 8 personas)

 

– 1 kg de pescadilla. (Nosotros hemos utilizado colas de pescadilla, pero puedes elaborar la receta con cualquier otro pescado que sea de tu agrado: merluza, cabracho, salmón…)

-300 gramos de gambitas  peladas (las congeladas son muy cómodas para esta receta).

– 6 huevos medianos.

-250 ml de salsa de tomate frito.

ingredientes pastel de pescado y gambas

-200 ml de nata líquida para cocinar.

-2 cebolletas.

-1cebolla.

-3 hojas de laurel.

-Medio limón.

-Aceite de oliva aromatizado con albahaca.

-Aceite de oliva virgen extra.

-Pimienta negra en grano.

-Sal.

 

ELABORACIÓN DEL PASTEL DE PESCADO CON GAMBAS

 

En primer lugar, ponemos a hervir en una olla con agua abundante, las colas de pescadilla. Al agua de cocción le añadimos la cebolla cortada en cuartos, el medio limón partido en dos o tres trozos, el laurel, sal  y unas bolas de pimienta negra. Lo dejamos cocer hasta que el pescado esté hecho, vigilando que se quede jugoso. Hay que vigilar bien la cocción en este caso, para evitar que el pescado quede muy seco: el tiempo dependerá del tamaño de las piezas de pescado.

Un truco: cuando acabamos con la cocción del pescado, nosotros colamos bien el caldo resultante y lo guardamos para cualquier otra elaboración (sopa de pescado, arroz con almejas…) , ya que se trata de un fumet de pescado con un sabor intenso que sería una pena desperdiciar.

Mientras se cuece el pescado, cortamos las cebolletas muy finas, y las pochamos lentamente en una sartén con un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté doradita, retiramos del fuego y reservamos.

Al mismo tiempo, cocemos las gambitas, las escurrimos bien, y cuando se enfríen, las cortamos en trozos pequeños. Reservamos.

Una vez bien cocido el pescado, lo escurrimos bien, y lo dejamos enfriar unos minutos. Cuando ya no queme, con mucho cuidado, vamos limpiando y desmigando todo el pescado, haciéndolo lo más finamente posible. En este momento hay que tener mucho cuidado en retirar bien todas las espinas y la piel del pescado. Al comer el pastel ya terminado, lo que más se agradece es que sea fácil de comer, sin las molestias de esas espinas o piel. Reservamos el pescado desmenuzado.

En un bol batimos bien los huevos, y añadimos la salsa de tomate y la nata líquido. Ponemos un buen chorreón de aceite de oliva con albahaca (el aceite de albahaca es prescindible, pero da un toque realmente fresco y especial  al pastel). Sazonamos y mezclamos bien.

pastel de pescado y gambas

En un recipiente grande mezclamos bien el pescado desmenuzado, las gambitas troceadas,  la cebolleta pochada  y la mezcla anterior. Removemos hasta que quede una pasta homogénea. En este punto, puede pasarse un poco la batidora para desmenuzar aún más el pescado. Nosotros no lo hacemos, porque preferimos notar la textura del pescado y las gambitas  en pequeños trozos al comer el pastel, pero batirlo también da buen resultado.

 

Probamos la mezcla y rectificamos de sal si fuera necesario.

Untamos bien el molde elegido para hacer el pastel con aceite de albahaca (también sirve el aceite de oliva normal o un poco de mantequilla), y vertemos en él la mezcla.

Finalmente, metemos el molde al baño maría en el horno, caliente a unos 200º. El tiempo de cocción dependerá de cada horno, pero necesitará entre 45-60 minutos aproximadamente. En cualquier caso, conviene ir vigilando la cocción: para ello, abrir el horno y clavar un palillo en la mezcla. Cuando salga limpio, retirar pronto del horno para evitar que el pastel de pescado pudiera quedar reseco.

Tras sacar del horno, dejamos que se enfríe bien , y lo desmoldamos con cuidado para que no se rompa. Lo metemos en el frigorífico para que se refresque bien, y servimos bien frío.

pastel de pescado y gambas

 

Nosotros adornamos el pastel de pescado y gambas con mayonesa y langostinos. Pero aquí ya entra en juego vuestra imaginación.

 

Os recomendamos servirlo bien frío acompañado de una buena cucharada de mayonesa (si es casera, mejor; pero en este caso preparar en el último momento y guardarla inmediatamente en el frigorífico), y ensalada verde bien aliñada también con aceite de albahaca. Pero como os decimos siempre, aquí admite un juego enorme de combinaciones y posibilidades. Ahora, una cervecita o un buen vino blanco bien fríos y a disfrutar.

 

 

¿Ya la habéis probado? ¿Os habéis animado a meteros en la cocina con esta nueva receta? Escríbenos y nos lo cuentas. Mándanos también fotos  y opiniones del resultado, y las publicaremos con tu permiso.

¡Buen provecho!

pastel de pescado y gambas

Como siempre, os preparamos recetas con ingredientes que fácilmente  tenéis por casa. Pero si os apetece ser totalmente fieles a nuestra receta, nosotros hemos utilizado, de nuestra tienda gourmet online:

 




Cuaderno de recetas ladespensarural: Cordero con Verduras.

 

Hoy os presentamos una  “receta estrella”, de esas de lujo (por su sabor, no por su precio) que se guardan para las grandes ocasiones, sea porque es una festividad señalada, o un día especial simplemente por la compañía, por la familia o amigos que invitamos a comer: Cordero con Verduras.

 

Tenemos que confesar  que en esta ocasión no es una receta nuestra: nos la ha prestado (y lo mejor de todo, preparado) nuestra buena amiga Mari Tere. Algunos de vosotros la conoceréis ya por su buen hacer con su firma Artesanía Teresa, que tenéis a vuestra disposición en nuestra tienda online. Y como es verdad lo que decimos siempre de ella: que “se ponga con lo que se ponga lo hace bien”, nos hemos chupado literalmente los dedos con este plato. Nuestro homenaje, pues, con esta publicación, a Mari Tere, con la que hemos disfrutado en buena compañía su Cordero con Verduras.

 

CORDERO CON VERDURAS.

 

Tiempo de preparación:  3 Horas  aprox

Dificultad: Media

 

INGREDIENTES DEL CORDERO CON VERDURAS (para 8 personas)

 

-2 piernas de cordero (4 kgs aproximadamente). Si os gusta más cualquier otra parte del cordero, podéis también utilizarla sin problema

-2 pimientos verdes

-2 pimientos rojos grandes

-6 alcachofas

-100 grs judías verdes planas

-8 a 10 champiñones grandes

-2 patatas grandes

-2 cebollas

-1 tomate natural pelado

-Ajos

– Azafrán

-Laurel

-Pimienta negra en grano

-Aceite de Oliva Virgen Extra

– Sal

-Agua

 

ELABORACIÓN DEL CORDERO CON VERDURAS

 

En primero lugar, partimos las piernas de cordero en cuatro trozos cada una, intentando que resulten raciones de tamaño parecido. Introducimos los trozos en una olla exprés, y añadimos un buen chorro de aceite de oliva, el tomate natural pelado, un pimiento verde (al que habremos quitado el culo y las pepitas y partido en 2), medio pimiento rojo, 2 cebollas, 1 cabeza de ajos (los ajos separados pero sin pelar), unos granos de pimienta negra, 4 ó 5 hebras de azafrán y 2 hojas de laurel. Lo cubrimos todo bien de agua, tapamos la olla y la ponemos a hervir (unos 15/20 minutos). Si la olla es normal, lo dejaremos cocer aproximadamente una hora.

 

Mientras tanto arreglamos el resto de las verduras: troceamos las judías verdes , los pimientos verde y rojo en trozos medianos, las patatas en dados medianos, los champiñones en cuartos, y frotamos los corazones de  alcachofa cortada en cuartos con limón.

Cuando abramos la olla exprés, sacamos los pedazos de cordero, y los freímos en abundante aceite de oliva en una olla o sartén (mejor no muy ancha, pero sí profunda) hasta que coja un suave color dorado.Terminamos de freir todos los trozos y reservamos en una cazuela.

 

En el mismo aceite donde hemos frito el cordero, vamos friendo todas las verduras: en primer lugar las judías verdes, los pimientos  y las patatas, con varios dientes de ajo pelados.  En una segunda tanda se fríen los champiñones con las alcachofas. En este momento, si así lo queremos, podemos aprovechar para freir un poco también la verdura que habíamos utilizado en la cocción del cordero (excepto las cebollas).

 

 

Conforme vamos sacando las verduras fritas de la sartén las vamos colocando en la cazuela junta al cordero. Finalmente añadimos caldo de la cocción del cordero en dicha cazuela (sin llegar a cubrir del todo), la tapamos y dejamos cocer a fuego medio-bajo unos 15 minutos. ¡Y ya está! Sólo queda servirlo y disfrutarlo.

Recomendación para este plato: acompañarlo con un buen vino tinto y una mejor todavía compañía, la familia o los mejores amigos. La combinación así resulta insuperable. Y disfrutadlo sin prisas, con una buena conversación y una larga sobremesa: uno de los mayores placeres de la vida.

Es cierto que este Cordero con Verduras es una receta que lleva su elaboración, de las que se deben preparar sin prisas, dejando que los alimentos se cocinen en sus tiempos. Pero vale la pena; damos fé de ello. Nosotros la comimos hace unos días y nos supo a gloria. Como siempre, os animamos a prepararla y a que nos enviéis vuestras fotos e impresiones. ¡Lástima que todavía no se pueda enviar una buena ración por Internet!

 

Para  la elaboración y disfrute de este plato, te recomendamos el Azafrán y el Aceite de Oliva Virgen Extra ecológicos  de Albara Gourmet, y el vino Vitis Miguel de María, de Ángeles Novella, disponiebles en nuestra tienda gourmet online. ¡Buen provecho!.

 




Cuaderno de recetas ladespensarural: Pasta Fetuccini con Crema de Boletus y Foie

En esta ocasión, añadimos a nuestro Cuaderno de Recetas Pasta Fetuccini con Crema de Boletus y Foie, un plato de pasta, original, sencillo y muy muy rico. Además, el foie le otorga un toque de distinción. No en vano es una auténtica delicatessen.

Al ser una receta de pasta, es seguro que encantará a los más pequeños de la casa, al mismo tiempo que su original sabor le hará triunfar entre los mayores, incluso los más exigentes.

pasta fetuccini crema boletus y foie

Aunque normalmente al elaborar nuestras recetas utilizamos ingredientes de nuestra despensa online, siempre os decimos que con los que tengáis en casa podéis elaborarlas perfectamente. En este caso, sin embargo, os recomendamos encarecidamente que utilicéis, como nosotros hemos hecho, la Crema de Boletus y Foie de la Tejea. Para esta elaboración nosotros la utilizamos siempre, porque es absolutamente casera y deliciosa. Difícilmente en casa os pueda salir una crema mejor que ésta. Y desde luego, resulta comodísima. En un momento, teniendo en casa siempre un frasco, preparamos esta receta triunfadora.

En cualquier caso, al final de la receta, os explicamos cómo preparar vosotros esta crema, por si os queréis dar el capricho de hacerla personalmente.

 

PASTA FETUCCINI CON CREMA DE BOLETUS Y FOIE.

 

Tiempo de preparación: 20 minutos aprox

Dificultad: Baja

 

INGREDIENTES PARA PASTA FETUCCINI CON CREMA DE BOLETUS Y FOIE (para 4 personas)

 

-250 grs de pasta fetuccini con espinacas (se puede utilizar cualquier pasta que os guste en casa)

-250 grs de bacon cortado en trozos pequeños

-250 grs de chorizo cortado en trozos pequeños.

-1 frasco de Crema de Boletus y Foie (La Tejea)

-1 puerro

-1 cebolla pequeña

– Aceite de oliva virgen extra

-Pimienta blanca

-Sal

 

 

ELABORACIÓN PASTA FETUCCINI CON CREMA DE BOLETUS Y FOIE

En una cazuela ponemos un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra a calentar. Añadimos cuando esté caliente, el puerro y la cerveza picados finamente. Dejar pochar a fuego lento.

Entre tanto, poner agua caliente a hervir en una cazuela grande, con un chorro de aceite y una cucharadita de sal. Cuando rompa a hervir, añadimos los fetuccini. Dejamos cocer el tiempo indicado por el fabricante de la pasta. No dejar cociendo más de este tiempo, para que los fetuccini queden ligeramente “al dente”, no pasados.

Cuando el puerro y la cebolla estén bien dorados y pochados, añadimos el bacon y el chorizo, mezclamos todo bien y dejamos que se hagan juntos un par de minutos al fuego. Enseguida añadimos la crema de boletus y foie. Mezclamos todo y dejamos a fuego lento 2 minutos.

Cuando la pasta esté cocida en su punto, la ponemos a escurrir ligeramente, y cuando haya soltado casi toda el agua, la agregamos a la cazuela con la crema anteriormente preparada. Mezclamos bien y dejamos al fuego 1-2 minutos más.

Servir ,, moler un poco de pimienta blanca por encima y … ¡¡¡¡a disfrutar!!!!

 

 

 

 

Ya véis que utilizando la Crema de La Tejea, tendréis el plato terminado y en su punto en muy poquito tiempo. Creednos, vale la pena.

 

Crema boletus con foie la Tejea

Pero por si acaso preferís preparar vosotros la crema, os dejamos la receta:

-150 grs de boletus (pueden ser congelados o en conserva. Ambos dan muy buen resultado)

-100 grs de foie (podéis usar también mousse o paté de oca)

-1 vasito de vino dulce (tipo moscatel)

-250 ml de nata líquida

-1 cebolleta

-Aceite de oliva virgen extra

-Sal

Se pone a pochar la cebolleta cortada muy finamente. Cuando esté doradita, añadimos los boletus. Dejamos pochar todo 2 minutos y añadimos el foie, dejando cocinar 2 minutos más. Agregamos el vino dulce y dejamos reducir. Finalmente añadimos la nata líquida y dejamos que se cocine y reduzca unos 4 minutos. Retiramos del fuego la mezcla y la trituramos bien hasta lograr una textura de crema. En el último momento, agregamos la sal al gusto.

 

Como siempre, os animamos a que intentéis hacer nuestras recetas y nos enviéis fotos y comentarios. Y sólo si os parece bien los publicaremos en las redes sociales.

 

 

 




Cuaderno de recetas ladespensarural: Buñuelos de Calabaza: buñuelos falleros.

 

En Valencia, la época que más nos gusta preparar y comer los buñuelos de calabaza es justamente ésta, durante los días de Fallas. Siempre son bienvenidos, pero la auténtica forma de disfrutarlos, la que de verdad verdad nos gusta, es buscar nuestro puesto callejero preferido de todos los años, comprar un cucurucho bien lleno y un vaso de chocolate, e ir comiéndolos mientras nos damos una vuelta por el centro de la ciudad. Para nosotros, el sabor de los buñuelos de calabaza va unido inseparablemente, al olor a pólvora, al colorido de los ninots de las fallas, al sonido de la música fallera de las bandas que proliferan estos días por la ciudad…

buñuelos de calabaza

Eso sí, que no te den gato por liebre… si vienes a Valencia estos días, asegúrate que los buñuelos que te ofrecen son los auténticos, los que contienen una buena cantidad de calabaza, no sólo agua y harina. Sabrás distinguirlos por su olor y sabor…son inconfundibles.

De todas formas, por si no puedes acercarte estos días a Valencia a disfrutarlos con nosotros, o si prefieres prepararlos y comerlos tranquilamente en casa y en familia, te dejamos nuestra receta familiar: la que nos preparó ayer a toda la familia, nuestra maravillosa tía Dori. Todos los años, uno de los días de la semana fallera nos reúne en su  casa y nos prepara enormes  fuentes de deliciosos  buñuelos y un gran puchero de  chocolate. Nosotros hoy la homenajeamos publicando su “Receta Secreta”. ¡¡Qué nos los sigas preparando por muchos años!! ¡¡Te queremos!!

 

BUÑUELOS DE CALABAZA

 

Tiempo de elaboración: 1h 30 min

Dificultad: Baja

 

INGREDIENTES BUÑUELOS DE CALABAZA (para merendar toda la familia. Si sois pocos, calcula la mitad de los ingredientes o menos).

buñuelos calabaza

-1 Kg de Harina

-1 Kg de calabaza cocida

-3 vasos de agua

-50 grs de Levadura fresca

-1 cucharadita de sal

-Aceite de Oliva Virgen Extra (Aunque nosotros preferimos el aceite de oliva, también puedes utilizar aceite de girasol si prefieres un sabor menos fuerte en la fritura)

-Azúcar: para espolvorear los buñuelos ya listos para comer, si se comen sólos. Aunque nosotros los preferimos con un buen chocolate.

 

ELABORACIÓN BUÑUELOS DE CALABAZA

Para preparar la calabaza cocida, coger la calabaza, pelarla bien y cortarla en trozos medianos. Poner a cocer y cuando esté bien blandita, escurrirla y triturarla o aplastarla hasta que coja la consistencia de un puré. Reservar.

Calentar los tres vasos de agua (agua caliente, pero no hirviendo). Colocar el agua en un recipiente o bol grande y añadir la levadura. Mezclarla bien en el agua. A continuación vamos añadiendo la sal y la harina poco a poco hasta que se vaya formando una masa. Cuando ya esté bien mezclada añadimos el puré de calabaza. Mezclamos muy bien, hasta conseguir una masa espesa.

A continuación tapamos el recipiente con un trapo limpio, y esperamos hasta que la masa suba al menos hasta alcanzar el doble de su volumen (unos 30 minutos suele ser suficiente).

buñuelos calabaza

Calentamos el aceite a fuego medio.

Cuando la masa haya subido y el aceite esté bien calentito, vamos haciendo los buñuelos. Para ello se van cogiendo pequeñas cantidades de masa  (aunque el tamaño de los buñuelos se puede variar al gusto de cada uno). Con las manos bien lavadas se hace un agujero en medio del pegote de masa con el dedo gordo y se deja caer en el aceite. Fácil y rápido.

 

 

 

 

Ahora sólo queda la mejor parte: ¡¡comerlos con la familia y amigos!! Así que…¡¡al ataque!!.

A nosotros nos gusta mojarlos bien en una buena taza de chocolate, pero con una café con leche o sólos espolvoreados de azúcar son también una maravillosa delicia. Como decimos en Valencia: Bon profit!

buñuelos calabaza

 

Recordad que, como siempre, estáis invitados a compartir con nosotros el resultado de vuestras elaboraciones. Prepara estos buñuelos o cualquiera de nuestras recetas, y envíanos tus fotos o comentarios. Nos alegrará mucho, y si te parece bien las publicaremos en el blog de nuestra tienda gourmet online y en las redes sociales.

 

Para esta receta te recomendamos utilizar el aceite de oliva virgen extra de Molins de Paixerell en cualquiera de sus variedades.

 

 

 

 

 




Cuaderno de recetas ladespensarural: Potaje de Garbanzos de Cuaresma. Comer bien sin carne.

Si hay algo que nuestras madres y abuelas hacían muy pero que muy bien, era aplicar y disfrutar la tan ahora famosa “dieta mediterránea”. Sin intuir que décadas más tarde, esta dieta alcanzaría merecidamente un gran prestigio y reconocimiento, ellas nos la llevaban a la mesa a diario, saludable y deliciosa. Y por eso en nuestras casas no faltaban al menos dos veces por semana, las maravillosas “legumbres”: lentejas, judías, garbanzos… guisos todos que día a día están volviendo a ser valorados y reivindicados tanto en la cocina casera, como en la alta cocina.

potaje garbanzos

 

Una de estas recetas de legumbres que no faltaba en nuestra casa durante todo el año, y en especial en la Cuaresma, al ser una receta sin carne, pero contundente y deliciosa, era el potaje de garbanzos viudo. Y ahora, cuando los que cocinamos somos la siguiente generación, tenemos toda la intención que recetas de toda la vida como ésta, no se pierdan.

 

También en este caso, las variedades de este guiso son infinitas, todas fantásticas. En ladespensarural te mostramos la versión de nuestra abuela, madre y tías. Esperamos que os guste.

 

 

 

 

 

 

POTAJE DE GARBANZOS DE CUARESMA

Tiempo de preparación: 2 horas aprox

Dificultad: Baja

 

INGREDIENTES PARA POTAJE DE GARBANZOS (para 6 personas)

potaje garbanzos

 

– 1/2 kg de garbanzos (cualquier garbanzo español es bueno, pero para este plato lo recomendamos gordito)

– 300 grs de espinacas aprox

– 3 huevos

– 4 rebanadas pequeñas de pan

– 10-12 almendras tostadas.

– Pimentón

– 2 dientes de ajo

– Aceite de oliva virgen extra

– Sal

 

 

ELABORACIÓN POTAJE DE GARBANZOS

El día anterior a preparar la receta, se ponen los garbanzos a remojo en un recipiente grande bien cubiertos de agua, teniendo en cuenta que los garbanzos con el remojo crecen bastante y absorben buena cantidad de agua. Deben estar así al menos 24 horas.

Poner los garbanzos en una olla grande y cubrir bien con agua al menos 5 dedos por encima de los mismos. Poner la olla a hervir a fuego medio, aproximadamente una hora y media, vigilando que no se queden sin agua y desespumando de vez en cuando. Añadir agua si hiciera falta.

legumbres

Entretanto, cocer bien los huevos hasta estar seguros que quedan duros. Por otro lado, ponemos las almendras tostadas bien peladas en un mortero y las picamos hasta que se hagan trocitos pequeños. Reservamos los huevos y las almendras.

Cuando los garbanzos estén casi cocidos, a gusto de cada casa, añadimos a la olla las espinacas bien lavadas y troceadas. Sazonamos al gusto y dejamos cocer 5 minutos más.

Mientras, calentamos un buen chorro de aceite en una sartén pequeña, y freimos bien las 4 rebanadas pequeñas de pan, hasta que queden doradas y bien crujientes. Las sacamos, las ponemos en el mortero y las machacamos bien. Reservamos.

En la misma sartén pequeña, volvemos a calentar un chorro de aceite. Cuando esté caliente añadimos los dos dientes de ajo cortados en láminas y los doramos bien. En ese momento añadimos dos cucharaditas de pimentón, removemos rápido para evitar que se queme el pimentón, y agregamos el resultado a la olla de los garbanzos.

Cortamos los huevos duros, añadiendo una de las yemas cocidas al mortero donde tenemos el pan frito picado y lo mezclamos bien, añadiendo un par de cucharadas del caldo de la olla.

La mezcla resultante la añadimos a la olla con los garbanzos y espinacas, consiguiendo así que el caldo de la olla espese suavemente. Removemos con cuidado de no romper los garbanzos.

potaje garbanzos

Finalmente se añade a la olla la almendra picada y el huevo duro en trozos, y se rectifica de sal. 5 minutos más de cocción a fuego lento, y tendremos la receta lista para comer. ¡¡¡Buen provecho!!!

 

Os aconsejamos tener en cuenta que los tiempos de cocción pueden variar bastante según la clase de garbanzos, y que la clase de agua utilizada sea más o menos dura. Por eso, el tiempo que os indicamos en esta receta es orientativo. Debéis estar vigilantes de vuestros garbanzos, hasta que queden tiernos a vuestro gusto, sin pasarse para evitar que se pelen y deshagan.

 

Estamos deseando que probéis nuestra receta y nos mandéis vuestros comentarios y fotos del resultado, que seguro nos harán la boca agua. Y si os parece bien, lo publicaremos todo en las redes sociales.

 

De los productos de nuestra tienda gourmet online, en este caso hemos utilizado el aceite de oliva virgen extra ecológico de Agrisanz y las almendras ecológicas de Albara.

 

 




Cuaderno de recetas ladespensarural: Arroz con Acelgas

 

En casa estamos orgullosos de nuestras dobles raíces: somos muy manchegos por un lado, y muy valencianos por otro. Y es una buena mezcla, para nada incompatible. Una de las ventajas de disfrutar de ambas culturas, es la gastronómica. En nuestra familia hemos disfrutado siempre de los mejores platos manchegos y los mejores platos valencianos. Y la proximidad de ambas regiones, creédnos, supera lo geográfico… también comparten la pasión por el “buen comer”.

 

Hoy toca presentaros un plato muy valenciano, sencillo, ligero, pero delicioso, de los que se comen a diario en los hogares valencianos. Es el arroz con acelgas, o como le llamamos en Valencia, arròs amb bledes. Gusta tanto a los mayores como a los peques de la casa, lo que es una gran ayuda para conseguir que los niños coman verdura encantados, sin la polémica que este tipo de comida suele ocasionar con el agotador “no me gusta”. En este caso se comen las acelgas encantados y sin darse apenas cuenta.

receta arroz con acelgas

Por un lado es un plato sin ninguna dificultad, con ingredientes que todos tenemos en nuestra despensa, o muy fáciles de conseguir. Por otro, como suele ocurrir en estos platos tradicionales, admite diferentes variantes: la base siempre es la misma, pero en cada casa se pone su toque. Nosotros os lo vamos a preparar como siempre se ha hecho en casa, pero os iremos explicando otras variedades que también se preparan en Valencia. Ya véis, no somos nada puristas en este tema. Si está bueno..bienvenido sea. Y sobre la base de esta comida tradicional, es difícil que no salga un plato bueno bueno…

 

Receta de Arroz con Acelgas

 

Tiempo de Preparación: 1h 15 minutos aprox.

Dificultad: Baja

 

INGREDIENTES PARA ARROZ CON ACELGAS. (Para 4 personas)

arroz con acelgas

-2 manojos pequeños de acelgas (lo más frescas posible)

-300 grs de arroz (cualquier buen arroz valenciano servirá. Nosotros usamos uno especial para arroces melosos)

-200 grs de tomate triturado o rayado

-1 bote pequeño de judías blancas cocidas (puedes cocerlas en casa, pero para tan poca cantidad no vale la pena)

-150 grs de jamón serrano cortado en taquitos

-2 dientes de ajo

-1 cucharadita de pimentón dulce

– Unas hebras de azafrán (cantidad al gusto, pero sin pasarse)

-Aceite de oliva virgen extra

-Sal

 

ELABORACIÓN DEL ARROZ CON ACELGAS

En primer lugar, hay que preparar una cazuela de tamaño medio o grande. Hay que tener en cuenta, que aunque luego reducen, al principio las acelgas troceadas ocupan mucho espacio en el recipiente.

Se lavan muy bien las acelgas, y se trocean, No hay que retirar la penca o parte blanca, porque bien cocida, es la parte más sabrosa de la acelga.

En la cazuela, ponemos a fuego medio-bajo un buen chorro de aceite de oliva, y enseguida añadimos los dos dientes de ajo cortados en láminas. Cuando se doren apenas un poco, añadimos el tomate triturado, y lo dejamos freir despacio un par de minutos. En ese momento agregamos a la cazuela las acelgas troceados y las vamos sofriendo y dejando reducir su tamaño unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.

Pasado este tiempo, añadimos el pimentón dulce y removemos bien, con cuidado que el pimentón no se queme para evitar que nuestro guiso coja sabor amargo.

Cubrimos entonces el contenido de la cazuela con agua, hasta que ésta alcance al menos tres dedos por encima de las acelgas.

arroz con acelgas

Dejamos que rompa a hervir y mantenemos a fuego medio unos 10 minutos. Pasado este tiempo, añadimos las judías blancas, los tacos de jamón y  las hebras de azafrán y dejamos cocer 5 minutos más. Ahora es el momento de probar y recitificar la sal, cuando ya el jamón ha soltado la suya. Si la ponemos antes, corremos el riesto de que nos quede demasiado salado.

Pasados los 5 minutos, echamos el arroz y a  fuego medio- bajo lo dejamos cocer 15-17 minutos. Retiramos del fuego y dejamos reposar unos 5 minutos más para que el arroz termine de coger el caldo necesario.

A nosotros nos gusta comer este arroz muy meloso, pero podéis rectificar la cantidad de agua según os guste en casa más caldosito o seco.

Ya lo tenéis preparado: fácil fácil y rico rico. ¡¡¡Qué aproveche!!!

 

Como os decíamos: podéis variar un poco la receta. En algunas casas se hace este arroz con acelgas completamente viudo, sin jamón. Y en otras añaden algún tipo de carne choricera. Hay quien le pone pequeños trozos de patata en lugar de las judías blancas…o ambas cosas. Y una variante muy especial que recordamos haber comido, y que levanta pasiones (para bien y para mal) es añadir a cualquiera de estas diferentes recetas un buen puñado de caracoles bien limpios. Ya véis…sobre la base de esta receta tan tradicional…las posibilidades son infinitas.

receta arroz con acelgas

 

Un truco: como en casa este arroz nos gusta mucho, solemos prepararlo en cantidad mayor de la necesaria, y una vez preparada la receta, antes de echar el arroz, separamos parte del guiso para guardarlo. Así tenemos para el día siguiente repetir, o incluso lo congelamos sin problemas. Después sólo hay que añadirle el arroz y a disfrutarlo otra vez.

Y recordad que siempre os animamos a preparar nuestras recetas, y si os han gustado, a que nos mandéis vuestras fotos y comentarios. Los publicaremos con vuestro permiso en las redes sociales.

Para elaborar este arroz con acelgas, con los ingredientes que tengáis en casa seguro que os sale magnífico. Nosotros hemos utilizado Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico de Albara, azafrán manchego de Albara, y tomate natural La Tejea, todos productos disponibles en nuestra tienda de delicatessen online.

 




Cuaderno de recetas ladespensarural: Potaje Manchego de judías blancas.

El Potaje es un plato extendido por toda la geografía española; es raro encontrar una región en este país que no tenga una receta típica con una variante u otra del potaje. En la Gastronomía Manchega desde luego no falta. Las diferencias no se producen sólo por zonas… hay incluso variantes en cada casa. Cada familia prefiere su receta de Potaje, con los ingredientes preferidos de la casa. Además, aunque es un plato que combate muy bien el frío, y apetece más en invierno, es bienvenido en cualquier época del año.

Potaje Manchego de Judías Blancas

A nosotros nos encanta esta comida, y la disfrutamos allá donde vamos, con sus especialidades en cada pueblo. Pero como es imposible recoger cada una de estas fantásticas recetas de Potaje, os dejamos la que tradicionalmente se ha preparado en nuestra familia, en Cuenca. Realmente en casa siempre se han cocinado dos variantes del Potaje: viudo, sólo con legumbres, verduras y rellenos (se prepara sobre todo, tradicionalmente, en Cuaresma y Semana Santa, por la Vigilia) y el que os presentamos hoy, más contundente.

La última vez que hemos cocinado este plato, hemos tenido la suerte de poder hacerlo en el fuego de la chimenea, con la lumbre y las brasas en un puchero de barro, y hemos podido disfrutar de ese inigualable sabor de pueblo. Pero como ésto no siempre es posible en los hogares actuales, te contamos la receta tal y como la preparamos más habitualmente, en la cocina de casa.

 

Receta de Potaje Manchego con Judías Blancas.

 

Tiempo de Preparación: 2h 30 minutos aprox.

Dificultad: Baja

Potaje Manchego

INGREDIENTES PARA POTAJE MANCHEGO CON JUDÍAS BLANCAS. (Para 4 personas)

-500 gramos de Judías Blancas

-2 chorizos fritos o crudos

-2 morcillas de cebolla fritas o crudas

-2 trozos de panceta (unos 100 gramos)

-1 trozo de jamón (unos 75 gramos)

-2 patatas pequeñas

-1 cebolla pequeña

-200 gramos de calabaza en trozos

-Pimentón

-Aceite de Oliva Virgen Extra

-Sal

 

ELABORACIÓN DEL POTAJE MANCHEGO CON JUDÍAS BLANCAS

Lo más importante, es elegir unas judías blancas de calidad, porque desde luego, esta legumbre es la estrella del Potaje.Si no son buenas, pueden quedar duras o pelarse y deshacerse con demasiada facilidad.

En primer lugar, es necesario poner las judías a remojo el día anterior, o al menos 12 horas antes de empezar a elaborar el plato. Para esto, se colocan en un recipiente grande y se cubren con bastante agua, porque en este tiempo las judías absorben mucho líquido y crecen hasta doblar su tamaño o más.Potaje Manchego

Se escurre el agua del remojo, se enjuagan bien las judías y se colocan en una olla. Se cubren con agua que llegue unos tres dedos por encima de las judías, se añade una cucharadita de pimentón y un buen chorro de aceite y se ponen a cocer a fuego medio aproximadamente unos 75-90 minutos, dependiendo de la dureza del agua. Se va quitando la espuma de vez en cuando. (Si se utiliza olla a presión, esta operación durará aproximadamente 20-25 minutos).

 

Pasado este tiempo, y vigilando que las judías ya estén bastante blandas, pero no cocidas del todo, añadimos las patatas y la calabaza troceadas (originalmente en nuestra casa la calabaza se ponía sólo en el potaje de vigilia, pero como nos gusta mucho a todos, ahora la añadimos también a este potaje). Dejamos cocer a fuego medio-bajo unos 10 minutos más y añadimos los chorizos, las morcillas, la panceta (estos tres ingredientes, si no están fritos previamente, nos gusta más freirlos un poco antes de añadir al potaje para que suelten algo de grasa. Aunque también se pueden poner en crudo) y el jamón. Se dejan cocer 5 minutos más, se prueba y se añade sal  si es necesario (esperar para sazonar hasta este momento, porque el embutido, la panceta y el jamón sueltan bastante sal y podríamos pasarnos).

Troceamos la cebolla finamente, y la doramos en una sartén con aceite de oliva. Cuando esté doradita, sin quemarse, a fuego muy lento añadimos otra cucharada de pimentón, lo freímos un poco y rápidamente para evitar que se queme, y añadimos este sofrito a la olla del potaje. Si el caldo del potaje os parece poco espeso en este momento, sacamos unas 8 ó 10 judías de la olla, las machacamos bien y las agregamos nuevamente. Ésto hará que el caldo espese.

Con 5 minutos más de cocción, tendremos el plato preparado.

 

Potaje Manchego

 

Para servir el Potaje, os recomendamos sacar de la olla el chorizo, la morcilla, la panceta y el jamón y trocearlos. Repartimos el potaje en los platos y añadimos un trozo de cada pieza en los platos.

Eso sí, os recomendamos que hagáis este Potaje de Judías Blancas como plato único. Desde luego, no os vais a quedar con hambre. Y por supuesto, que lo acompañéis con un buen pan, un vasito de vino tinto, y como os decimos siempre, con la mejor compañía, familia y amigos.

 

 

 

 

 

 

Nosotros hemos utilizado para esta receta, algunos de los ingredientes de nuestra tienda de productos gourmet, como el  Aceite de Oliva Virgen Extra de Molins de Paixerell, y los embutidos de Cárnicas Araceli, pero seguro que con los que tengáis caseros o los que uséis habitualmente, también saldrá un Potaje estupendo.

 

Sólo una cosa más: recordad que si os animáis a preparar esta receta en casa, nos encantaría que nos enviarais vuestras fotos y comentarios del resultado, y con vuestro permiso los publicaremos en varias redes sociales. Nos encantará que lo hagáis.

 

 

 




Cuaderno de recetas ladespensarural: lasaña de pollo con champiñones y trufa

 

Aunque sea cierto que la pasta es la comida más típica de la gastronomía italiana, lo cierto es que triunfa en el mundo entero. Y España no es la excepción. En nuestro país lleva ya varias generaciones como imprescindible en nuestra cocina. Y quizá el secreto de su éxito sea su versatilidad, las infinitas combinaciones que admite, por lo que siempre hay una receta de pasta (o más bien muchas) especial para cada uno, sean niños o mayores.

lasaña

Por eso tenemos claro que  con esta nueva receta que os presentamos, una lasaña de pollo con champiñones y trufa, no inventamos nada nuevo. Sólo contribuimos con nuestro granito de arena publicando el que en nuestra familia ha sido durante años el plato de pasta más aplaudido, ese de los días especiales (cumpleaños, reuniones familiares, domingos con todos a la mesa…).

 

 

 

 

Lasaña de pollo con champiñones y trufa

 

Tiempo de preparación: 2 horas aproximadamente

Dificultad: baja

 

 

lasaña ingredientes

INGREDIENTES ( Para 8 personas)

-250 gr de lasaña (unas 20 placas)

-3 pechugas de pollo

-3 zanahorias

-1 puerro

-1 hoja de apio

-300 grs de champiñones.

-Salsa trufada de setas (unos 50 gr)

-Queso manchego bien curado (o cualquier otro queso rallado o preparado para rallars

-Salsa de tomate frito

Para la salsa bechamel

-Harina

-Leche

-Aceite de trufa o boletus (también puede hacerse con cualquier otro aceite)

-Nuez moscada

-Sal

 

ELABORACIÓN

El primer paso para esta receta, es preparar el pollo. Para ello ponemos a cocer en una olla con agua, las 3 pechugas de pollo a fuego medio-bajo con las zanahorias, el puerro y el apio, aproximadamente 60 a 75 minutos. De esta manera, cocinaremos el pollo, y al mismo tiempo conseguimos hacer también un delicioso caldo de pollo y verduras para servir como primer plato o para guardar para otro día. Ya sabemos todos que tener un buen caldo en la nevera nos arregla la comida cualquier día de la semana.

Una vez bien cocido el pollo, se saca y se deja enfríar un poco. Lo picamos en trozos pequeños (el tamaño de los trozos picados va a gusto de cada uno. Nosotros lo picamos bastante, pero también nos gusta que se distingan después los trozos de pollo en la boca).

Cortamos en láminas los champiñones, y los freimos levemente. Una vez estén un poco dorados, los mezclamos bien con el pollo, y añadimos a la mezcla sal y pimienta al gusto de cada uno. A esta mezcla se le pone una buena cantidad de salsa de tomate frito, la suficiente para que la mezcla quede jugosa.  Finalmente agregamos la salsa trufada de setas, en la cantidad que más nos guste. Mezclamos todo muy bien y reservamos.

lasaña

 

A continuación preparamos la salsa bechamel: en una cazuela ponemos a calentar a fuego bajo, tacita y media de aceite de trufa o boletus (nosotros hemos puesto aceite de trufa, que da a la bechamel un sabor trufado muy especial, pero puede ponerse también aceite con sabor a boletus o cualquier otro buen aceite). Cuando esté caliente, agregamos unas 3 cucharadas de aceite y removemos rápido y sin parar para evitar que se queme la harina, hasta que esta esté cocida. A continuación vamos agregando leche poco a poco sin dejar de remover, hasta que se haga una salsa no demasiado espesa. Sazonar y rallar encima un poco de nuez moscada (puede ser también nuez moscada en polvo), sin pasarse, porque la nuez moscada en exceso tiene un sabor demasiado fuerte. Retiramos del fuego.

 

Añadir la mitad de la salsa bechamel a la mezcla que ya tenemos preparada, y reservar.

 

Para preparar las placas de lasaña, a tener en cuenta que hay en el mercado variedades con diferente tipo de cocción. Las más habituales hasta hace sólo unos años,requerían hervirlas previamente en agua hasta lograr que estuvieran bien cocidas al dente. Actualmente, sin embargo, hay placas de lasaña que sólo necesitan remojarse unos minutos en agua caliente, y placas que incluso se colocan en la mezcla completamente secas, sin cocción o hidratación alguna. Nosotros hemos utilizado las segundas, por lo que hemos puesto en remojo las placas en agua caliente unos minutos, removiendolas de vez en cuando para evitar que se peguen entre sí.

 

Ahora sólo queda montar el plato en una fuente apta para horno: en el fondo de la fuente se pone una fina base de salsa de tomate frito. A continuación se coloca una primera capa con placas de lasaña que cubran bien toda la supèrficie de la bandeja. Encima de las placas se pone una capa buena de la mezcla que habíamos reservado. Otra nueva capa de placas de lasaña, y otra de mezcla encima. Finalizamos con una tercera capa de placas. Una vez hecho este montaje cubrimos bien con una buena cantidad de bechamel. Encima de esta salsa rallamos el queso manchego curado en la cantidad que nos guste a cada uno.

lasaña

A continuación, metemos la fuente en el horno unos 25-30 minutos a unos 200º (seguir aquí también las instrucciones del fabricante de las placas de lasaña).

Pasado este tiempo, damos un último golpe de calor con el grill del horno para gratinar bien el queso con la bechamel, y retiramos del horno.

Como consejo:  en el momento de servir se pone a cada porción de la lasaña unas virutas de trufa negra. Con muy poca cantidad se logra un sabor increíble.

 

Y ahora sólo queda triunfar con este plato delante de familia o amigos. El éxito está asegurado.

 

 

 

 

Como siempre, os recomendamos los productos de nuestra tienda online que hemos utilizado como ingredientes: en este caso la salsa de tomate frito “al estilo de mi abuela” de La Tejea, el Queso Manchego Curado de Piqmar y el aceite de trufa y salsa trufada de Fruits de la Terra. Pero también os aseguramos que con buenos ingredientes que tengáis en casa, el plato os saldrá seguro fenomenal.

 

Si os animáis a preparar alguna de nuestras recetas, os invitamos a que nos enviéis vuestros comentarios y fotos del resultado. Y con vuestro permiso, si os apetece, los publicaremos en Facebook y otras redes sociales. Os esperamos.

 

 

 

 

 

 




Cuaderno de Recetas ladespensarural: Sopa de Ajo con Chorizo

Pocas recetas hay tan castellanas como la sopa de ajo, con chorizo en este caso. Receta humilde, sencilla, pero imprescindible en nuestra gastronomía manchega. A pesar de ser un clásico en nuestras cocinas, o quizá por ello, las variantes de este plato son muchas: todas contundentes, especiales por un detalle u otro, sin necesidad de sopa de ajo y chorizocompetir unas con otras.

 

Nosotros os enseñamos hoy nuestra sopa de ajo con chorizo, como recordamos haberla visto preparar siempre en nuestra casa, por nuestra madre y abuela. Es una receta sin pretensiones, con ingredientes sencillos, básicos y sobre todo económicos. Sin embargo, en los inviernos, especialmente en los días más fríos, es la primera en la que pensamos para combatir el mal tiempo. Calienta el cuerpo y templa el alma. Otra posibilidad es realizar la misma receta sin el chorizo. Aunque parezca mentira, también resulta deliciosa, aunque menos contundente. Lo dejamos a tu elección.

Además es fantástica para hacer rapidito,  en esos días que el cuerpo te pide algo caliente y alimenticio, pero se te ha hecho tarde o dispones de poco tiempo. En apenas 10-15 minutos la tendrás preparada, y casi con toda seguridad tienes todos los ingredientes a mano en casa.

 

Receta de Sopa de Ajo con Chorizo

 

Tiempo de preparación: 10-15 minutos

Dificultad: muy bajasopa ajo con chorizo: ingredientes

 

INGREDIENTES de la SOPA DE AJO CON CHORIZO (para 4 personas)

-4 dientes de ajo

-4 huevos

-100 gramos de pan de pueblo (o el que tengas en casa)

-1 litro de agua

-2 chorizos fritos de orza (también puedes utilizar un chorizo fresco y freirlo en el momento de hacer la sopa)

-Aceite de Ajo y Guindilla (un buen aceite de oliva virgen extra puede servir también, aunque el sabor a ajo y el gustito picante será menos intenso)

-Sal

 

ELABORACIÓN de la SOPA DE AJO CON CHORIZO

Poner una cazuela a calentar con un chorro generoso de aceite de ajo y guindilla (o aceite de oliva virgen extra sin aromatizar), a fuego suave. Añadir los dientes de ajo cortados en láminas.

Cuando los ajos estén muy levemente dorados, se agrega el pan cortado en pequeños trozos de 1 ó 2 cms, Se sube un poco el fuego y se va friendo el pan con los ajos. Añadir aceite si fuera necesario (el pan debe absorber el aceite y quedar un poco en el fondo).

sopa ajo y chorizo

 

Separar las claras de las yemas de los huevos. Las yemas se baten y se les añade medio vaso de agua: se mezcla bien y se reservan.

Cuando el pan ya esté también frito y dorado, se aparta brevemente la cazuela del fuego y se añaden las claras de los huevos, mezclando enérgicamente. Si alguna de las láminas de ajo se hubiera quemado o tostado demasiado, es el momento de retirarla. Añadir los chorizos fritos cortados en trozos medianos.(Si los chorizos no estuvieran fritos previamente, se habrán ido friendo despacio al tiempo que se prepara el resto de la receta).

Cuando las yemas estén bien cuajadas y mezcladas con el pan frito y el chorizo, se añade el agua y se pone nuevamente la cazuela al fuego, a fuego medio. Sazonar al gusto.

Dejar en el fuego hasta que hierva suavemente 2 minutos. En ese momento, retirar del fuego y añadir a la cazuela las yemas mezcladas con agua muy lentamente, y sin dejar de remover para evitar que se cuaje. Así quedará un caldo trabado  y gustoso.

Sólo queda rectificar de sal si fuera necesario, y servir bien bien caliente.

sopa ajo y chorizo

 

 

 

 

 

Ya véis…sólo hay que atender al sabio refranero español:

“No hay campana sin badajo, ni sopa buena sin ajo”

“Tan sano es el trabajo como es la sopa de ajo”

 

 

 

 

Para elaborar nuestra receta de sopa de ajo con chorizo, nosotros hemos utilizado algunos de los productos de nuestra tienda gourmet online, como el fantástico aceite con ajo y guindilla y los chorizos fritos de orza. Si quieres, te animamos a que los pruebes, aunque sin duda con los ingredientes que tengas en casa, esta sopa de ajo te saldrá igualmente sabrosa.

 

 

 




Receta Bizcocho de chocolate y naranja

Afirmar que el chocolate combina maravillosamente con la naranja, no es descubrir nada nuevo. Cualquier postre, tarta o dulce que una estos dos ingredientes tendrá el éxito garantizado.

 

Bizcocho chocolate y naranja

Nosotros inauguramos nuestro recetario con este bizcocho de chocolate y naranja. Se trata de una receta sencilla y sin pretensiones, al alcance del cocinero más aficionado. No requiere grandes elaboraciones ni ingredientes complicados, pero el resultado es sencillamente delicioso. Sorprende a familia y amigos con este esponjoso bizcocho que te llevará  poco tiempo, pero con el que triunfarás seguro. Sólo tiene un inconveniente… tendrás que espabilarte si quieres que te dejen probar algún pedazo, porque vuela del plato rápidamente.

 

 

 

 

 

 

Receta del Bizcocho de Chocolate y Naranja

 

INGREDIENTES del BIZCOCHO DE CHOCOLATE CON NARANJA

-1 yogur natural

-1 medida (el mismo vaso del yogur) de azúcar.

-1 medida y media de harina.aceite con naranja Agrisanz y mermelada de naranja les Marietes y La Tejea

-3 huevos

-1/2 medida de aceite aromatizado con naranja (puedes utilizar cualquier tipo de aceite de oliva virgen, aunque el aromatizado con naranja dará un sabor especial al bizcocho).

-Pepitas o gotas de chocolate.

-Ralladura de naranja.

-1 cucharada sopera de cacao en polvo.

-1 sobre de levadura.

-Mermelada de naranja.

-Azúcar glass

-Mantequilla.

 

PREPARACIÓN del BIZCOCHO DE CHOCOLATE Y NARANJA

En un recipiente preferiblemente redondo, batir los tres huevos. Añadir el azúcar, el yogurt y el aceite de naranja. Mezclar todo muy bien. Rallar la piel de una naranja y añadirla a la masa.

bizcocho chocolate y naranja

Agregar después poco a poco la harina y mezclar bien evitando que queden grumos. Cuando esté ya todo bien ligado, añadir el cacao en polvo y la levadura.

Precalentar el horno (sólo encender la parte inferior del mismo) a 170º. Mientras tanto untar bien un molde (sirve cualquiera; nosotros hemos utilizado un molde de silicona redondo con forma de flor) con un poco del mismo aceite aromatizado con naranja. Si no se ha utilizado el aceite aromatizado, puede untarse también con mantequilla.

Añadir a la masa las pepitas de chocolate y verter todo en el molde.

Introducir en el horno y dejarlo alrededor de 25-30 minutos. Comprobar la cocción pasado este tiempo clavando un palillo en el bizcocho. Si sale limpio, sacar el molde del horno. En caso contrario dejar unos minutos más.

 

bizcocho con azúcar glass

Después de sacar el bizcocho del horno, dejar enfriar y desmoldar en un plato. Cortarlo por medio cuidadosamente, y poner una capa de mermelada de naranja. Volver a montarlo.

En el momento de servirlo, ponerle una capa de azúcar glass por encima y unos trozos de naranja escarchada.

Ya lo véis, fácil y rápido.

 

 

Nosotros hemos utilizado, de nuestra tienda gourmet online, en nuestro bizcocho aceite de oliva virgen extra aromatizado con naranja de Agrisanz y mermelada de naranja Les Marietes, aunque también te recomendamos la mermelada de naranja la Tejea, amarga o con chocolate.